Home Fritz Buscadores Artículos Fritzgalery Links Contáctenos  

Chiloé


Mitos de un Archipiélago
  

Cruzando el Canal de Chacao, al sur de Chile, nos encontramos con la Costa norte de la Isla Grande de Chiloé rodeada de verdes y suaves colinas, interrumpidas por un sinnúmero de ríos, riachuelos, ensenadas y canales en cuyo bordemar se construyen sus pueblos, lugar estratégico para la subsistencia del lugareño. Antes de la llegada de los españoles, Chiloé era conocido por los naturales con el nombre de Chilhue 
"Chille ", que significa gaviota y de la forma "hue " que significa lugar o región. El esfuerzo, hospitalidad, entrega religiosa y grandiosidad creadora, hacen de esta gente y de esta tierra un lugar maravilloso y único. El chilote integra a su vida cotidiana un mundo mágico relacionado especialmente, con el mar y el entorno donde transcurre su quehacer. A continuación, se ofrece una visión general de la riqueza mítica del Archipiélago.


Brujo

Son hechiceros que habitualmente causan el mal. Están agrupados en una institución llamada "Mayoría" y tienen su refugio o "Casa Grande" en los alrededores de Quicaví. Los chilotes llaman al recinto de los brujos "Ia Cueva de Quicavi" y dicen que se encuentra bien vigilado por el "Invunche", ya que en este sitio se guardan todos los implementos que su "arte" requiere. Aprender el "Arte de Brujería" es muy complicado y exige del aspirante una serie de pruebas y rituales: * Deben confeccionar un chaleco llamado "Macuñ" (hecho con la piel del pecho de un cadáver; generalmente de un familiar querido a quien ha dado muerte), elemento indispensable para volar. * Realizar un pacto con el Diablo, al cual entregan su alma, quedando un documento firmado con sangre de sus propias venas. Si el examen es satisfactorio, queda incorporado a la logia y desde ese momento puede ejercer su "arte". El poder de los Brujos es extraordinario: pueden volar, causar enfermedades a sus enemigos y matar con el solo poder de su mente, el que es utilizado siempre con afán de venganza o para proteger a aquellos individuos que tienen pacto con la secta de brujos.


Pincoya

Diosa que personifica la fertilidad de las las playas y el mar. La Pincoya y su marido, el Pincoy son seres muy alegres. Generalmente frecuentan los parajes solitarios de la costa y roqueríos de las ensenadas. La Pincoya como hembra es de extraordinaria belleza, sensual y de abundante cabellera dorada que le cubre totalmente la espalda. Cuando el canto del Pincoy la atrae, baila desnuda a la orilla del mar, moviendo con lentitud sus caderas, sus brazos se elevan al cielo y agita sus manos en busca de las estrellas; su danza es tan sensual como ella misma. Cuando baila mirando hacia los cerros, habrá escasez de mariscos y peces; en cambio, si lo hace mirando hacia el mar, augura abundancia de productos; al terminar su baile, recorrerá las playas sembrando mariscos y sus canales se repletarán de peces. Cuando los pescadores pescan con mucha frecuencia en un mismo lugar, la Pincoya se enoja y abandona aquellos lugares, los que luego quedan estériles.

Trauco
Es un enano que habita en el bosque, su altura no pasa de 80 centímetros. Usa un sombrero cónico y tanto éste, como sus ropajes, son de quilineja, material parecido a la rafia. Habita en compañía de la "Fiura", su mujer. A pesar de ser enano, posee un gran desarrollo muscular y la reciedumbre de un gigante. Lleva siempre un hacha de piedra con la que es capaz de derribar cualquier árbol, de sólo tres golpes, por muy duro que aquél sea. Odia a los hombres y con sólo su aliento, puede dejarles la boca torcida o condenados a morir en corto plazo. Su comportamiento con las mujeres es diferente; se caracteriza por ser un enamorado empedernido. A pesar de su aspecto horripilante despierta en las mujeres una atracción irresistible, las cuales se entregan sin vacilaciones. Para aquellas mujeres que se resisten, le basta con provocarles sueños eróticos. Así las más bellas jóvenes caen rendidas en sus brazos. Generalmente causa pavor, con su presencia, en los bosques y es la disculpa que dan algunas jóvenes al quedar embarazadas en soltería.


Caballo Marino

Tiene la forma de un caballo común, se diferencia de éste por su tamaño, mide más de doce varas de largo por cuatro de alto y, en su lomo, pueden cabalgar cómodamente hasta trece brujos. Normalmente es utilizado por los brujos para trasladarse al Caleuche, o de una Isla a otra. Los chilotes lo describen corno bastante feo, muy fuerte y de doradas crines. Vive en las profundidades del mar. Acude al llamado de los brujos al escuchar cuatro silbidos característicos, los que éstos emiten para solicitar su presencia; de inmediato el animal se hace presente. Para cogerlo y guiarlo, el brujo debe usar una cuerda de sargazo. Cumplido este requisito, el caballo nadará a gran velocidad y donde su jinete lo desee. Terminado su trabajo bastará con darle una suave palmada en el anca, para que el caballo vuelva a sumergirse en el mar.


Tentenvilú  y Caicaivilú

Hace miles de años, la zona de Chiloé era tierra firme pero de pronto, apareció Caicaivilú serpiente del mal, enemiga de la vida terrestre, animal y vegetal, y para incorporar a sus dominios marinos inundó todo el territorio; el nivel de las agua subió, amenazando transformarlo todo en un extenso mar. Cuando esto parecía realidad, hizo su aparición Tentenvilú o la serpiente del bien, diosa de la tierra y de la fecundidad, fuerza creadora de los animales y, en general de todo lo que en ella crece. Espíritu bondadoso, que vela y protege sus dominios de las amenazantes invasiones del mar. Esta ayudó a los chilotes a trepar a los cerros y a los que fueron atrapados, los dotó del poder de las aves y peces, para que no perecieran ahogados. Pero no bastó: Caicaivilú, siguió elevando el nivel de las aguas, entonces Tentenvilú, en un esfuerzo supremo empezó a elevar el nivel de los cerros que sobresalían del mar. Por muchos años continuó esta lucha de las dos serpientes, hasta que triunfó por fin Tentenvilú; quedando los extensos valles sepultados en el fondo del mar y los cerros convertidos en bellas islas.
Así se transformó en el actual Archipiélago de Chiloé.


 

Caleuche
Este es un barco fantasma utilizado por los brujos; navega siempre de noche, tanto en la superficie como bajo las aguas, a grandes velocidades y profusamente iluminado. A bordo tienen lugar fiestas y bailes, cuya música cautivadora atrae a los navegantes isleños, haciéndolos prisioneros y poniéndolos a su servicios. Se sabe que su plana mayor está integrada por brujos y que su principal actividad, es el contrabando. Cuando el buque es perseguido, burla a sus perseguidores transformándose en tronco de árbol, en roca o algas; pasando así completamente inadvertido. Si por cualquier motivo algunos de los integrantes de la tripulación no son del agrado del capitán son abandonados en una caleta solitaria y privados del habla para toda la vida o bien, con sus facultades mentales perturbadas. Para quienes se atreven a mirar al Caleuche, el castigo consiste en dejarles la boca torcida, la cara hacia la espalda o bien darle muerte en forma repentina.




Breve descripción de algunos seres mitológicos

 

La Viuda
Es una mujer alta y delgada, vestida de negro, lleva la cabeza cubierta por un manto para no dejarse ver el rostro. Al caminar hace crujir sus enaguas, dejando sus blancos pies descubiertos.
Se aparece generalmente por las noches en busca de galanes, recorriendo como un fantasma los caminos solitarios y expulsando por la boca, llamaradas de fuego al hablar.
 Al acercarse a los hombres, los abraza por la espalda y enseguida los "enlosa" con su aliento, para posteriormente, trasladarlos a su choza donde aprovecha de satisfacer todas sus solicitudes amorosas. Al amanecer abandona a su hombre, quien recupera su normalidad después de varios días. Para aquellos que permanecen indiferentes ante sus requerimientos, la viuda los aprieta con sus brazos hasta darles muerte.

 



Raiquen
:
Es una especie de lechuza, de plumaje negro y de vuelo nocturno. Anuncia la muerte de los enfermos apostándose cerca de los dormitorios de éstos y lanzando su grito característico. Es enviado por algún brujo.
Trehuaco: Bellísimo perro; vive en una Iaguna encantada al extremo sur de la Isla. Es un animal de pelaje negro brillante y de una fuerza extraordinaria. Las mujeres que acuden a la laguna, se entregan rápidamente al Trehuaco, luego de un cariñoso y dulce jugueteo.
Vaca marina: Es una vaca obesade cuernos retorcidos. Recorre los canales nadando a gran velocidad. Abandona el mar para conquistar a algún toro terrestre de su agrado. Una vez logrado su objetivo, abandona a su macho, y lo deja completamente trastornado.
Condena: Mujer que cuando joven era hermosísima. Se caracteriza por su vida desordenada, colmada de vicios y perversiones, a pesar de su madurez. Cuando joven tuvo una hija deforme y tan malvada como ella: la Fiura.
 

Bibliografía "Tesoro Mitológico del Archipiélago de Chiloé", de Narciso García. "Mitología chilota", de Fernando Rojas. "Chiloé, Archipiélago mágico,mitos y leyendas",
de Nicasio Tangol.  Revista Fritz Gestalt - Año II Nª 6 - Octubre-Noviembre 1996

 

Artículo
Siguiente

Guillermo Borja

fritzgestalt © 2001
info@fritzgestalt.com